Vestidos blancos

El blanco, es el color característico del verano, quizás porque da frescura y ausencia de recargo. Este color, está considerado como “el no color”. Es un color ideal para resaltar el bronceado tan bonito que alcanzamos en verano, es combinable con todo y útil para cualquier ocasión o estilo.

Al igual que nos recomiendan tener en el armario el clásico vestido Little Black Dress, hemos de ser precavidas y tener igualmente el Little White Dress.

Las grandes marcas, no pasan desapercibido este color en sus vestidos, por ejemplo, en Zara,  siempre encontrarás al estilo hippie, de corte largo y muy amplios, de esta forma, resultan de lo más cómodo en la época veraniega, pues el estilo casual, es el más adecuado para pasear por la playa con tus sandalias planas o zuecos.

Bershka, los ofrece al estilo años 70. Los mini vestidos en encaje, son característicos en esta firma. Son una forma perfecta de crear sensualidad con el estilo casual. Suelen ir complementados con accesorios de piel, para así quitarle seriedad al encaje, pues este tejido, casi siempre es usado para la elegancia y formalidad.

New Look, apuesta por los corsés, tan de moda en los años 80. Esta marca, es toda perfección en estas prendas. Si las combinas con colores vivos, el look, se alegrará de forma instantánea, sin embargo, si prefieres un look más formal, los tonos marrones o nude, son los ideales.

Mango, se digna a lo más romántico con vestidos tipo lencería. Estos son cortos, frescos, casuales… se pueden combinar con sandalias y chalecos en denim para logra un look veraniego.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta