Un vestido de pezones…

Lo que veis en el título no es ningún juego de palabras ni nada parecido, sino la cruda realidad… Rachel Freire, una diseñadora de 32 años con un taller de moda en Liverpool, ha creado un vestido a partir de pezones de yak. Este animal es un tipo de bóvido que vive en el Tíbet y se caracteriza por su lana.

Para crear el conjunto, se han necesitado 3.000 pezones, algo que está siendo criticadísimo por las protectoras de animales, pero de momento ya le ha servido para que su nombre se haga más que conocido en estos mundillos. De todas formas, Rachel no es ninguna desconocida, porque ya había realizado anteriormente diseños para Christina Aguilera o Courtney Love, entre otras. Aquí tenéis unas imágenes del controvertido atuendo:

Vía Telecinco

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta