Colección “Barock & roll” de Hannibal Laguna

Una mezcla entre el barroco español y la moda rockera alcanzó un punto común ayer en la pasarela Mercedes-Benz de la Fashion Week de Madrid. Fue en el desfile de Hannibal Laguna, que según ha comentado, se ha guiado por la máxima “más es más” en una colección llena de hilos de plata y oro, grandes volúmenes en faldas y vestidos, brocados, encajes, etc.

Principalmente, la colección se divide en vestidos largos de alfombra roja y otros por la rodilla, en los que apunta detalles más modernos y mantiene un estilo más fresco:

Tal y como reseña Vogue España, los colores utilizados recuerdan a las piedras preciosas -también en parte por los tejidos utilizados-,”como el oro, el blanco madreperla, el rojo rubí y el verde esmeralda, hasta el platino y el negro azabache”.

Desde luego, la sencillez no es lo que prima en los vestidos diseñados por Hannibal Laguna para la próxima temporada de otoño-invierno, que construye a base de pedrería, brillos y tejidos sedosos o de chantilly un abanico de posibilidades maravilloso.

El desfile lo cerró la guapa modelo y actriz Vanesa Romero con un palabra de honor largo de falda voluminosa decorada con plumas:

Fotos Vogue

Los sofisticados modelos de Hannibal Laguna para el otoño

El negro es el absoluto protagonista de la nueva colección que ha presentado Hannibal Laguna para el próximo otoño-invierno. Salvo algún modelo en dorado, combinado con negro -por supuesto-,  la elegancia y sofisticación de este color se apoderan de todos los vestidos.

Largos o cortos, las modelos los lucieron en la pasarela en su momento con el pelo recogido y muy pegado al rostro, con medias negras cuando correspondía y en muchos casos, con guantes negros.

En cuanto a su inspiración para los diseños, Hannibal Laguna comenta: “He profundizado en mis raíces, en esos recuerdos de infancia, de la España de principios de siglo XX; en aquellas imágenes que tenía mi familia en casa… Hasta que todo esto me condujo al pintor cordobés Julio Romero de Torres y, en concreto, dos de sus obras: “La Tanagra” y “Alegrías””.

“El color negro es el hilo conductor de la colección, además de los micro volantes, símbolo tan español. He trabajado con ellos en todos los diseños reinterpretados en mil maneras. Por ejemplo, el redondo, el de caracola, que tanto empleaba Manuel Piña en sus diseños, cortados al bies que hace que parezca que el volante lleva alambres sin ser así”, comenta el diseñador.