Vestidos de Maison Martin Margiela para H&M

Es la nueva colaboración de H&M con una gran marca. En este caso, la elegida ha sido Maison Martin Margiela, que ha creado una colección  muy singular para la marca sueca en la que encontramos vestidos, jerseys largos, pantalones tipo mallas, pantalones de pata de elefante, abrigos, y zapatos y botas de tacón transparente.

En la parte de los vestidos, llama la atención que la mayoría de modelos sean de líneas rectas, con formas poco definidas y en algunos casos, con una marcada desestructuración.

En cuanto al color, apuestan en todo momento por los tonos lisos dejando el atrevimiento para la forma del modelo, las superposiciones de la tela, las curiosas mangas de tamaño extragrande…

Las asimetrías son un must para esta casa, como podemos apreciar en casi todos sus vestidos. En este caso, una segunda capa del vestido hace que por un lado sea corto y por el otro llegue, hasta los pies. Pero lo veréis más claro en el siguiente ejemplo:

Aquí tenéis un modelo totalmente asimétrico tanto en la parte superior, de tirante fino en un lado y manga corta en el otro, como en la inferior, con la falda hasta los pies en uno y hasta la rodilla en otro.

En la página de H & M, podéis ver todos los modelos de esta colección tan especial, que ya está en las tiendas.

El regreso de las asimetrías

Allá por el año 2008, los vestidos asimétricos, las faldas en pico, superpuestos, volados sumamente extraños y sofisticados, salían a relucir en los books de la alta moda.

Parece ser, que las nuevas propuestas, si bien no son tan osadas como las de aquel entonces, llevan consigo algo de su herencia.

En los últimos desfiles internacionales de moda, se han podido observar  cómo han regresado estoicamente las asimetrías, especialmente en las faldas de los vestidos.

Tales asimetrías han trascendido el pico, para ser justamente un despliegue de largos diferentes, que otorgan un regalo a la vista de las personas y una extra de vuelo y volumen a las faldas en cuestión.

En géneros que oscilan entre los algodones más puros, hasta las sedas más glamorosas, las propuestas versan entre lo cotidiano y lo súper formal.

Faldas cortas por delante, dejan al descubierto la belleza de las piernas femeninas, y las colas de género en  la parte trasera, dejan librada la imaginación de los más libidinosos.

Lo mismo ocurre hacia los laterales, donde los largos y los cortes no respetan la lógica de la geometría, y despliegan un juego intencionado que va desde la creatividad del más elocuente artista a la infracción a todo método conocido.

Una propuesta para nada descartables, especialmente para aquellas mujeres que gustan del buen vestir y del desafío a los estándares establecidos.

Las opciones son muchas y se hallan en las mejores tiendas. Imposible perderse esta innovadora y sugerente propuesta.

Fuente: cosmohispano