Vestidos amarillos

El color amarillo, es sinónimo de alegría y optimismo, da la sensación de creatividad y decisión.

Este color nunca ha sido demasiado preferido por el sinónimo de mala suerte, sobre todo , en el mundo del espectáculo, pero en cuanto a la moda, es muy indicado para llevarlo en los vestidos de verano, en las épocas de calor resultan de lo más frescos, prácticos y fashion. Llevar un vestido, es símbolo de femineidad  y si es en este color, todavía nos aporta frescura y belleza.

En el mundo de la moda, hemos observado modelos que sientan muy dentro de este estilo, por ejemplo, los vestidos strapless con la parte inferior en forma de A, aunque parece simple, resulta todo lo contrario, muestra magnífica elegancia y sobriedad para usarlo en cualquier ocasión, dependiendo de nuestro gusto en los accesorios, por ejemplo, con un collar de perlas, queda de lo más bonito para una salida formal.

Otro estilo de lo más sobrio son los vestidos en este mismo color pero en forma de escote en V. estos se llevan con total comodidad y resultan muy elegantes. Si le aplicamos diferentes texturas, las chicas más rollizas disimulan más su figura, pues esta clase de escote disimula  y estiliza.

En las ocasiones más especiales, hemos de apartarnos del mítico dicho del amarillo, pues es una alternativa preciosa e ideal para vestidos de cocktail de verano. Se consigue así un aspecto juvenil. Al aplicarle un complemento como un cinturón en blanco, conseguimos una combinación estupenda.