Venden un vestido de gomas de colores por 200.000 euros

Poco podía sospechar Kathryn Burnand que el vestido que realizó con pulseras de gomitas de colores, obtendría unos resultados tan maravillosos en eBay. Fue comprado por unos 200.000 euros, tras la puja de 137 personas.

La diseñadora tardó tres semanas y media en confeccionar el diseño, en el cual invirtió unas 45 horas de trabajo y para el que necesitó 40 bolsas de 600 gomas. El resultado, como veis, es un vestido original, pero no especialmente cómodo, ya que -según dicen- se estrecha mucho sobre el cuerpo. Burnand apenas esperaba obtener unas 50 libras de beneficio por su trabajo, y estaba muy decepcionada porque tras publicar el anuncio en la popular página su mejor amiga, Helen, pasaron dos días en los que casi nadie se interesó por él. Sin embargo, en cuestión de cuatro horas comenzaron a acumularse las pujas.

Burnand llamó a su amiga a las 2 de la mañana diciendo “Tiene que ser una broma”. Para ella, con una familia muy humilde, esta cantidad supondrá un cambio sustancial en su calidad de vida. De momento, su único plan es comprarle un coche a su marido e irse de vacaciones.

Escrito por luciajimenez | 31 de julio de 2014 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,

Casi 40.000 euros por el vestido de Natalie Portman

El vestido de Natalie Portman fue uno de los más bellos de la última gala de los Oscar. Diseñado por Dior Haute Couture, se trataba de un vestido vintage que la casa creó para la temporada primavera-verano de 1954, y que enamoró a todos los que lo vieron, especialmente a los coleccionistas.

Y precisamente un coleccionista de alta costura londinense, que no ha querido revelar su nombre, es el que ha adquirido en una subasta por Internet, el precioso vestido al precio de 38.000 euros.

El magnífico vestido, palabra de honor rojo con lunares negros, y falda con volumen, se lo prestó a la actriz la tienda Rare Vintage, de Nueva York. Natalie lo combinó acertadamente con zapatos de Dior, bolso de Charlotte Olympia y joyas de Harry Winston. La propia tienda es la que puso el vestido a subasta al ver el éxito que tuvo en la ceremonia.