Saber cuál es el más apropiado

El problema que se nos plantea cuando nos invitan a un acto importante, es que ropa ponernos, como por ejemplo a una boda, preguntándonos si la ceremonia se le celebra por la mañana o por la tarde, porque según cuando se celebre debes llevar según qué tipo de vestido, siempre y cuando no venga establecido por protocolo.

Ya desde hace unas temporadas, se entiende que los vestidos cortos son más aptos para ceremonias matutinas, aunque tampoco descartables para por las noches. Para ir de largo no hace falta ir elegante, así que, si la ocasión no lo requiere, vístete un vestido corto, y atrévete con el color, y la combinación de sus complementos. Son vestidos que están en auge, que aportan ese toque de juventud e incluso ese cambio en nuestro look, te animarás a enseñar parte de ti, a enseñar tus piernas y a disfrutarlas. Ya por la noche, suelen verse más vestidos largos que cortos, aunque va sobre pesando lo último sobre lo primero. Atreve a jugar con vestidos de corto no tan corto ni con cortos tan cortos, además de elegir colores vivos que le den vitalidad a la pieza que llevas, así como también con la combinación de pedrerías, de lazos, de insinuados y atrevidos escotes, y de calzar unos altos zapatos.

No hay que olvidarnos, que llevando uno corto o uno largo, el vestido debe ser cómodo, moderno, que marque tendencia, que te haga sentir femenina, con telas frescas y elegantes.

Escrito por Belen | 25 de mayo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Vestidos cortos y Vestidos de fiesta | Etiquetas: ,

Related Posts

Vestidos de noche

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta