La fuerza de los colores pastel

El verano pasado el color lo invadió todo. Unos intensos colores se apoderaron del escaparates, tanto en solitario como combinándose entre sí bajo las premisas del color block. Estos colores, que se han mantenido de una forma más sobria durante el invierno, ahora se destrizan, creando sensaciones más dulces.

El rosa palo, el azul cielo, el amarillo pálido y el verde agua serán los grandes protagonistas, tanto en solitario como combinados entre sí, transfiriendo las reglas del color block al pastel. El coral, el malva y el blanco roto serán otros colores que se sumarán en las combinaciones. Estos deliciosos colores se aplicarán a todo tipo de prendas, vestidos largos y cortos, pantalones, tops, chaquetas, etc.

Amarillo canario

El amarillo canario y el rojo pueden ser dos colores con los que dar un toque de contraste a tanta suavidad. Tratado correctamente puede tener su efecto, sin romper el aura de los colores pastel. Un buen ejemplo en son las propuestas de Prada con el rojo. El amarillo ácido, además, tendrá mucha fuerza en solitario. Como evolución del mostaza, que dio color a las oficinas durante este invierno, aportará mucha luz en verano.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta