El vestido que te favorece, según tu cuerpo

A veces nos enamoramos de un vestido cuando lo vemos en el escaparate o en la web correspondiente y cuando por fin nos lo probamos… ¿Qué ha pasado? ¡Si parecía perfecto! Y quizá lo era, pero no para ti. Muchas veces lo que nos gusta no es lo que mejor nos sienta, y en muchas ocasiones hay que desterrar de nuestra mente la idea de lucir determinado tipo de vestido.

Por ejemplo, si eres bajita, olvida en la medida de lo posible los largos, porque te harán parecer mucho más pequeña. Siempre hay casos en que hay que lucir este tipo de modelos, pero cuando se dé, utiliza mucho tacón. Es la única solución… Las chicas bajitas, en cualquier caso, están mejor con vestidos cortos y más bien rectos, que estilicen su figura.

Si el problema radica, en cambio, en que te sobran unos kilitos, opta por modelos que disimulen, como los que llevan el corte por debajo del pecho. Apúntate también el famoso “miracle dress”(en la foto), un vestido que ha puesto de moda Kate Winslet y que visualmente te hará parecer mucho más delgada. Por último, olvida los estampados y opta por colores lisos.

Si tienes las caderas anchas, evita también estampados y colorines en esta zona. Te irá bien el tipo de vestido con falda tipo A. En cuanto al pecho, si tienes mucho ponte escote de pico y si tienes muy poco, elige prendas con dibujos, bordados, drapeados, etc, que puedan añadir visualmente volumen. También están muy bien en este caso los vestidos con el corte bajo el pecho.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta