El blanco se está convirtiendo en el color de la noche

El clásico negro, que se utiliza en cualquier evento como si de un comodín se tratara, se está dejando ganar espacio por su contrario.

En los Goya ya pudimos ver que el blanco era el color de algunos de los mejores estilismos de la noche. Así pues, tanto Elena Anaya como Verónica Echegui, entre otros, lucían modelos en este color. La ganadora al premio a mejor actriz lo hizo con un vestido de inspiración helénica que combinó con un cinturón dorado y un precioso colgante, que no lucía bastante con este escote. En cambio, la nominada se decantó por un Gucci que si combinó acertadamente con un cinturón de flores doradas y negras y un original clutch de Bulgari.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta