Dos vestidos que no te deben faltar

Hay ocasiones en que tenemos compromisos de muchas fiestas y bodas y el presupuesto no da para comprar tanto vestido. Desde este artículo, te ofrecemos un consejo que te hará vestir en cada ocasión con solo un par de vestiditos que tengas en tu armario.

El clásico vestido negro, no te puede faltar, siempre ha sido el icono de todas las temporadas de la moda. Esta clase  de vestido recibe el nombre de las siglas inglesas LBD (Little Black Dress). Si tomas un vestido de referencia de estas características, siempre podrás ir adaptando accesorios, como una forma de remodelaje para cada ocasión. Escoge lo que más te vaya para esos diferentes momentos, por ejemplo, zapatos grises con bolso a juego, collar dorado con chaqueta al mismo tono… dale imaginación, pues puede ir cambiando tu apariencia. Sutil, atrevida, delicada… todo depende de ti.

Al igual que los vestidos negros, también son importantes los blancos, estos dan una imagen etérea y combinan igualmente con todo. Ocurre lo mismo que con el negro, los complementos son los que juegan con la apariencia. En esta ocasión, si el negro, se brindaba más a las noches de fiesta, el blanco, se ofrece más al día. Ir a la playa, de paseo en las tardes cálidas de verano… son los supuestos más aconsejables. Pamela de paja, bolsos y zapatos en camel, son ideales para los días de playa. Pañuelo a cuello, pendientes a conjunto, brazalete y bolso en colores tierra en combinación con los veraniegos, un atuendo ideal para disfrutar de los paseos veraniegos.

Escrito por Belen | 31 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Vestidos 2011 | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta