Boda Real: El vestido de Kate Middleton

La boda de la realeza inglesa ha llegado a cada rincón del mundo, demostrando un despliegue de gala y distinción.

Pero como todo evento de la nobleza, un mundo de certezas y de sospechas sobre detalles puntuales, comienzan a surgir y a girar en torno a la misma curiosidad popular. En el caso del vestido de la joven Middleton, fueron miles los rumores que recorrieron el mundo en estos días.

Sin embargo, el misterio se reveló en la misma boda. Hasta allí, nadie tuvo la más mínima idea acerca de este.

Gracias a la creatividad de Sarah Burton, diseñadora de la firma Alexander McQueen, Kate lució un espléndido modelo en blanco profundo, que posee muchas similitudes con el vestido lucido por Grace Kelly, en su enlace con Rainiero de Mónaco.

El modelo presentaba abundante cantidad de encaje, con un torso sumamente adherido al cuerpo, bien ajustado en la cintura y cuya falda presenta gran importancia. El largo del vestido llegaba a los pies de la jovencita.

El escote presentaba una particularidad, que otorgaba cierto detalle al vestido, pues por debajo un escote corazón y superpuesto a este, otro mucho más profundo, en encaje.

Para completar el look, la reciente ingresada a la familia real, lució una cola de mediano lardo y la diadema Cartier (1936), la cual fue obsequiada por la reina. Un detalle de la misma, es que la reina la había recibido como regalo, para sus dieciocho años, de manos de su madre.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta